La importancia de separar la basura

En la actualidad estamos atravesando por un crisis medioambiental a nivel global. Un mundo cada vez más industrializado y prácticas culturales de consumo desmedido están abonando al calentamiento global

Estragos que ya se pueden comenzar a notar en nuestra vida cotidiana, como los cambios bruscos y cada vez más extremos del clima, el aire casi irrespirable sobre todo en las grandes ciudades, la contaminación de nuestros mares y la escasez de algunos recursos naturales vitales como el agua. 

Aunque el panorama pueda parecer desolador, es una problemática que podemos revertir o por lo menos regular, eso si comenzamos a poner nuestro granito de arena con acciones individuales y colectivas, que por más pequeñas que puedan parecer, con el tiempo y a gran escala podrán tener un impacto positivo importante. 

Uno de los principales lugares donde pasamos la gran parte de nuestro día y de donde emergen la mayoría de los residuos contaminantes es nuestro hogar. Una de las acciones más sencillas y significativas que podemos realizar desde casa es separar la basura, un primer paso para introducirnos a la cultura del reciclaje, que además de aportar al medioambiente, favorece a la economía y en general aumenta la calidad de vida. 

¿Cómo separar la basura? 

Casi todo los desechos que consideramos basura pueden ser reciclados o reutilizados, el primer paso es aprender a separar, primero orgánico e inorgánico y después identificar cuáles inorgánicos son los que pueden entrar en un proceso de reciclaje. 

Los orgánicos son aquellos residuos biodegradables que pueden ser empleados principalmente como composta para nutrir la tierra y plantas, son procedentes de: cáscaras de frutas y verduras, café, bolsas de té, pan, tortillas, cereales y granos. 

Los inorgánicos son aquellos que no pueden degradarse, sin embargo estos puede entrar un procesos de reciclaje. De estos residuos los que pueden someterse a dicho proceso son: plástico, papel, cartón, vidrio, latas de aluminio y fierro. 

Algunos de los que no pueden reciclarse son: pañales, papel higiénico, pañuelos desechables, algodones, gasas, residuos de curación, textiles como trapos, ropa y zapatos, cartones mezclados con residuos sólidos o líquidos.  

Algunos beneficios de reciclar en casa son: 

  • Fomenta el consumo consciente y responsable 
  • Ahorro de energía. Ya que la fabricación y producción de la mayoría de los artículos para el hogar conlleva un importante consumo de energía.  
  • Contribuimos a preservar los recursos naturales y a disminuir la contaminación medioambiental. 
  • Mejorar la economía familiar o personal.  

Gracias por llegar hasta el final de nuestro artículo, esperamos que sea información valiosa y práctica para tu vida diaria. Si actualmente estás buscando comprar una casa o departamento, hoy en día algunas empresas constructoras en Baja California están aplicando innovaciones tecnológicas en la construcción de conjuntos residenciales, empleando materiales y diseños sustentables. En Ubicy, el portal inmobiliario de la Baja, encontrarás una amplia oferta de innovadores y modernos departamentos en venta Tijuana